La Policía de Salta reprimió este domingo a un grupo de jóvenes en un barrio de la capital salteña,también a vecinos que estaban en sus casas como la menor agredida, quien se encuentra en el hospital Materno Infantil y podría perder el ojo.

Los padres de la menor reltaron a Canal 7 Salta que “en la casa de un vecino, de repente se hizo presente un policía, que, dirigiéndose de manera prepotente e irrespetuosa lo increpó, para que ingresara en su domicilio, esto motivó una discusión, que fue subiendo de tono, hasta llegar al descontrol en el proceder policial. Inclusive con un ladrillo en la mano un efectivo amenazaba con ingresar al domicilio”.

Además resaltaron que: “luego llegaron refuerzos, y comenzó la brutal represión con balas de goma, tirando a todo el que se cruzara al personal policial, a unos 30 metros del lugar una nena de 6 años miraba por la ventana, con curiosidad lo que ocurría, hasta que una bala de goma alcanzó a impactar en su ojo derecho”.

Gritos, balas de goma, corridas, la calle se transformó en un triste escenario, que terminó con Fidel arrastrado y detenido por la policía, y una nena de 6 años con el ojo derecho ensangrentado llevada al Hospital local y luego derivada a la Capital salteña, con un serio riesgo de perder la visión.