Fue adentro del edificio del Ministerio de Educación cuando un grupo de trabajadores precarizados de ATE se encontraba reclamando el pago atrasado de sus becas por parte de la cartera educativa y fueron violentamente desalojados por la policía de la provincia.

Los manifestantes que pertenecen a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), estaban manifestándose de forma pacífica hasta que efectivos de la infantería de la Policía de Chaco ingresó al Ministerio y reprimió ferozmente a los manifestantes.

En dialogo con Primereando, desde el Consejo Directivo provincial de ATE se denunció que la mayoría de las personas que se encontraban protestando eras mujeres, de las cuales varias se encuentran internadas y hasta el momento se conoce la detención de una sola militante.

Además declararon que la detenida fue víctima de apremios ilegales por parte de oficiales de esa fuerza de seguridad en el momento de la detención y dentro de la Comisaría.