Trabajadores de esa dependencia gubernamental que dirige Esteban Bullrich protestaron de esa forma, tras quedar en la calle. Reclaman la reincorporación de doce cesanteados y el fin del sistema de contratos bimestrales, que empeoraron las condiciones laborales.

En medio del conflicto docente por el incumplimiento de la paritaria nacional, prevista en la Ley de Financiamiento Educativo, el ministro Esteban Bullrich decidió avanzar con nuevos despidos en su cartera.

Se trata de doce trabajadores de la Secretaría de Deportes de la Nación, dependiente de Educación, que quedaron en la calle a través del mecanismo de contratos bimestrales implementado en diciembre pasado.

Ante la indiferencia del secretario Carlos Mac Allister, dos de los cesanteados decidieron encadenarse en la reja principal del organismo, ubicado en Avenida Miguel B. Sánchez 1050 de la ciudad de Buenos Aires.

“A la perversión que por sí misma que significa la precarización laboral que afecta a millones de trabajadores argentinos, se suma ahora la profundización de esa precariedad mediante estos absurdos contratos bimestrales, y al mismo tiempo el ataque constante a los derechos adquiridos por los trabajadores en materia de organización sindical”, dijo a la agencia ANRed Leonardo Freidenberg, uno de los trabajadores encadenados.

Freidenberg, padre de tres hijas de 2, 3 y 9 años, fue despedido a pesar de contar con fueros gremiales. En noviembre pasado había sido electo como delegado de ATE en la dependencia en la que trabajaba desde 2007.