El decreto firmado por el Presidente comprende a toda la Administración Nacional. Este martes fue publicado en el Boletín Oficial. Consiste en un pago de 24 a 36 cuotas mensuales del sueldo neto, además de la obra social.

El Gobierno formalizó el plan de retiro voluntario con el fin de achicar la planta estatal, alentando así la reducción del Estado. En el documento, datado como el 263/2018, se especificaron las condiciones y requisitos necesarios para entrar en esta iniciativa, y cuáles son los organismos alcanzados por la medida.

Entre los principales puntos, se destacan que la edad con la que se debe contar paraa llegar a esta jubilación anticipada es tener entre 60 y 65 años, pero que no cuenten con los suficientes años de aporte para un retiro ordinario. Cabe destacar que aquellas personas menores de 60, que “acrediten una prestación de servicios de DOS (2) o más años en Entidades y Jurisdicciones” alcanzadas en la medida, pueden sumarse a esta propuesta.

El documento, que lleva la firma de Mauricio Macri, alcanza a quienes trabajan tanto en la Administración Nacional, como así también en los organismos descentralizados, como la ANSES, el PAMI,  el INTI, el Senasa, la AFIP, y el INTA, aunque están exceptuados de este plan aquellos que trabajan en las Fuerzas de Seguridad y Armadas, y la Agenci Federal de Inteligencia, entre otros.

Con esta iniciativa, se estima que serán entre 3000 y 5000 personas las que se retirarán, que no podrán ser reemplazados en sus tareas por alguien nuevo, tal como lo dispone la legislación presentada.