En el día de ayer el Supremo Tribunal Federal (STF) tomó el pedido de hábeas corpus presentado por la defensa del ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva. De esta forma, se suspendió el juicio hasta el próximo 4 de abril y se evitó que Lula pueda ser encarcelado.

Antes que el Tribunal Regional Federal de la 4° región pida su prisión inmediata, el tribunal superior de Justicia de Brasil aceptó analizar un pedido de hábeas corpus y estira las posibilidades electorales del ex presidente de Brasil. Tras el voto positivo de siete de los once ministros de la corte, fuera del edificio centenares de manifestantes a favor y en contra de Lula se hicieron presentes en la Plaza de los Tres Poderes.

El año pasado el ex presidente Lula fue condenado a nueve años y medio de cárcel, tras ser acusado de corrupción en el marco del escándalo Lava Jato que investiga una red de fondos ilegales en torno a la petrolera estatal Petrobras. A su vez, un tribunal de segunda instancia rechazó a finales de enero la apelación de Lula, al tiempo que aumentó la pena de cárcel a 12 años y un mes.