"Un político preguntó por qué la fecha del paro general se había fijado para un mes después, cuando la situación social, política y económica ardía. El hombre de la campera meditó y al fin dijo:

"El Presidente nos dijo que tiene la casa preparada en Roma, hasta las cortinas. Y nosotros no queremos ser el pretexto."

"Por cierto, la CGT tiene una imaginación envidiable para fundar por qué demora, diluye o elude las medidas de fuerza que la sociedad reclama. Sólo el tiempo dirá si Maurizio Macrì formuló de veras tal confesión a sus amigos del sindicalismo o sólo se trata de reforzar la tendencia de esos señores a la circunspección. Pero todos pueden constatar que el gobierno parece atontado por los acontecimientos y Macrì enhebra errores por su desconocimiento de cuestiones básicas de la economía y de la política, mientras sus exégetas intentan hacer pasar estulticias por firmeza".

Fuente: La Resistencia Noticias