La consultora Focus Market, a cargo de Damián Di Pace, difundió un informe sobre la actitud del consumidor argentino en el primer semestre de este año, y señaló que durante ese período se produjo una "clara retracción del consumo, con una baja del 3%".

Las transacciones en los canales de comercialización, con una base cercana a los 5 millones de tickets, muestran una caída en junio del 37%.

El precio promedio que durante todo el semestre registró una suba del orden del 30%, o ligeramente por debajo, en junio mostró un guarismo de 33,4%, constituyéndose en el mes de mayor variación, indicó el informe.

El ticket promedio refleja un crecimiento de precios y llega a $141, que determina un aumento del 35% respecto del año anterior.

Según el informe, durante el primer semestre el consumidor registró un consumo racional, en la búsqueda de optimizar el ticket promedio en un período con una pérdida del 15% en el poder adquisitivo.

Hubo un incremento de la compra por reposición por encima de la compra por estoqueo, y el ticket promedio entraña la adquisición de 4 o 5 unidades.

Las ventas por el Plan Ahora 12 se incrementaron 3% en junio en comparación con mayo, y 30% interanual respecto del primer semestre del año anterior.

En estos seis meses hubo un desplazamiento de la demanda de primeras marcas, con una caída del 8% en volumen hacia las segundas marcas, que subieron 5% en volumen.

El consumo de segundas marcas y marcas propias determinó ahorros que fueron del 35% en productos como café instantáneo, de 43% en papas fritas y de 55% en pasta dental.

En tanto, se registró un incremento del 5% de la compra social comunitaria en el canal mayorista, a través de la distribución del gasto entre familiares y amigos.

En tanto, el uso de la herramienta Precios Claros www.preciosclaros.gob.ar permitió verificar la brecha de precios entre un mismo producto y marca. Las más grandes diferencias se vieron en lácteos, con porcentajes que van del 22% al 53%; productos para bebés, del 31% al 42%; galletitas, de 29% al 41%; limpieza, de 28% al 38%; bebidas sin alcohol, de 19% al 38% y almacén, de 15% al 23%.

Los productos que mostraron bajas más fuertes en el consumo fueron los congelados, con bajas del 9,3%; bebidas sin alcohol, 7%; cuidado de la ropa 6,3%; cuidado de hogar y auto, 5,8%; cuidado oral 5,4%; entre otros.