A una semana de la ocupación pacífica del Ministerio de Ciencia y Tecnología, presentaron una declaración firmada por 331 trabajadores en la que exigen que el Gobierno cumpla con los compromisos asumidos en diciembre de 2016 para mantener sus fuentes laborales.

Los investigadores del Conicet afectados por los recortes del macrismo informaron hoy que el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, no los recibe ni establece ningún canal de diálogo para encontrar una solución al conflicto.

“Todavía no tuvimos ninguna comunicación y lo único que escuchamos son las mentiras que él quiere instalar”, dijo a medios nacionales Mercedes García Carillo, integrante de Jóvenes Científicos Precarizados (JCP).

Luego de una semana de ocupación pacífica del Ministerio de Ciencia y Tecnología, los trabajadores y becarios ratificaron la continuidad de la medida de fuerza en una conferencia de prensa. Allí presentaron una declaración firmada por 331 trabajadores en la que exigen una oferta que “contenga el mismo salario, estabilidad laboral y la continuidad de las líneas de investigación”.

“Más del 80% de nosotros no firmamos el acuerdo que el ministro ofreció porque esos cargos no garantizan las condiciones que el propio Barañao nos prometió en diciembre”, sostuvo Mercedes Krausa, becaria post doctoral del Conicet, una de las afectadas por la inminente finalización de los contratos el 30 de septiembre próximo.

Los investigadores afirman que tienen “genuino interés” en trabajar en universidades nacionales como docentes investigadores, pero reclaman el cumplimiento del acta acuerdo firmada en diciembre de 2016, en la cual el Ministerio se comprometió a garantizarles las mismas condiciones laborales que las de un empleado del Conicet.