El exgobernador aseguró que Vidal "necesita de un grupito de traidores que se vendan y la apoyen" en su intento por desdoblar las elecciones provinciales. 

"El adelanto de elecciones va a ser la admisión por parte de la gobernadora más importante de Cambiemos de que Macri es impresentable. El fracaso más absoluto del Presidente que ella ha defendido permanentemente. No hay peor fracaso para Macri que el deseo de Vidal de adelantar las elecciones, es un divorcio de hecho humillante para él", analizó el diputado.

Sin embargo, advirtió que en caso de un adelantamiento, "en vez de quejarnos y llorarla, tenemos que ir y enfrentar a la candidata de Cambiemos con nuestro mejor candidato. Y no atar tanto las elecciones de la Provincia con las elecciones nacionales porque la gente no es tonta y sabe qué se elige en cada caso".

Por otro lado, Solá descartó lanzarse por la gobernación: "No. En principio, no. Que mi experiencia sirva para la posibilidad de ser presidente y, si no, apoyaré al que pueda ganar. La gobernación ya fue. No hay que repetir porque no me sentiría bien entrando de nuevo a la misma casa y haciendo lo mismo".

En relación a una alianza con el kirchnerismo, el exgobernador explicó: "Si insistimos en que nuestros bordes están cerrados por el kirchnerismo, entonces nos quedamos ahí", aunque anticipó que de no mediar un acuerdo más amplio, "el kirchnerismo se puede quedar siendo una gran primera minoría, pero existe el ballottage".

Fuente: Página 12, El País Digital