Humberto René Vilte debió ausentarse de la misión por un problema familiar. Se bajó en Tierra del Fuego, y mientras viajaba a su provincia, se enteró de la tragedia.

El tripulante formaba parte del listado de oficiales que zarpó la semana pasada desde Mar del Plata hacia Ushuaia, en el submarino ARA San Juan. Incluso, cuando se dio a conocer la triste noticia de la desaparición, todos creyeron que él era uno de los tripulantes que estaba perdido.

Desde que la Armada Argentina confirmó que uno de sus submarinos había perdido la comunicación, rápidamente comenzaron a aparecer en las redes sociales varias fotos y apellidos de los pasajeros varados.

El submarinista se subió a la nave en Mar del Plata y llegó hasta Tierra del Fuego, pero minutos antes de partir le informaron que su mamá había tenido un problema de salud, y que estaba internada en grave estado.

Le pidió a sus superiores si podía ausentarse de la misión, bajarse en el puerto y viajar así hasta Jujuy para acompañar a su madre en esa terrible situación. Según confirmó Infobae, le dieron permiso, y a los pocos minutos de llegar a la ciudad, se enteró de la terrible tragedia.

Su conmoción fue tan grande, que incluso hasta el momento, Humberto no salió a hablar en ningún medio, y prefirió resguardar su intimidad en Mar del Plata, a donde volvió a viajar acompañado de sus familiares. Sólo utilizó su Facebook para publicar una foto y mostrar así, su duelo.

https://www.facebook.com/humberto.vilte/posts/10214301814480410:0