Así lo comunicó ayer el ministro de Energía y Minería durante una conferencia de prensa. Las subas serán mayores en el área metropolitana que aumentarán más de un 36%, mientras que a nivel nacional, el incremento será apenas más leve cerca de un 24%. El próximo aumento será en octubre.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, anunció este viernes que la tarifa del gas tendrá un "aumento promedio del 40 por ciento en el país" y remarcó que "el 71% va a tener una factura de menos de $ 500 pesos por mes".

El ex CEO de Shell Argentina ya había anticipado que el nuevo cuadro tarifario que comenzará a regir desde mañana contemplaría subas promedio de 30 a 40 por ciento, en el marco de subas semestrales previstas para abril y octubre, hasta 2019.

En conferencia de prensa en el Ministerio de Hacienda, precisó que la aplicación de los cuadros tartifarios llevará la factura media mensual a menos de $ 250, incluidos los impuestos, mientras otro 20% pagará entre $ 250 y $ 500 pesos.

Al justificar el incremento, sostuvo que con las subas se busca "un suministro sostenible en el tiempo, promover la producción local, reducir las importaciones, subsidiar solo a aquellos que lo necesitan, fomentar el ahorro y un consumo eficiente, que es la forma de energía más barata".

“Resolver un problema de 12 años daba incrementos que eran bastante difícil de trasladar por su gran envergadura", señaló el ministro, quien confirmó que el primer tramo de la suba se dará a partir de mañana y otra en octubre.

Además, confirmó que en octubre y en abril de 2018 habrá nuevos incrementos en la factura. También, dijo que el subsidio al GNC bajará al 35% por lo que se espera que el precio aumente en los próximos días.