“¿Qué dicen los enemigos de Macri? se preguntó Tenembaum y se responde: “Que es un presidente entreguista, capaz de arrodillarse al poder financiero y que no es el presidente argentino sino un delegado de otros poderes extranjeros en la Argentina”.

El conductor analizó el gesto simbólico de Macri bailando en Nueva York al señalar que: “no hizo más que confirmar todos los prejuicios que hay sobre él. Pero por sobre todo correrse del lugar de Presidente. Dejó vacío el lugar que ocupa y está dispuesto a hacer cualquier cosa para salvarse en un contexto difícil”.

“Lavagna negoció en un momento de gran debilidad y ganó, dijo Tenembaun y agregó: “Cavallo pulseaba con el Fondo Monetario Internacional. No era que se decidí algo y se hacía. Siempre cuento la anéctoda. Los mexicanos en el ’95 sufrían el efecto tequila. Sangraba México y en ese momento el Fondo Monetario Internacional les dijo que tenían que privatizar el petróleo. La empresa petrolera Pemex y los mexicanos no eran antiimperialista le dijero que no.. No era Fidel Castro era PRI en este momento”.

Para finalizar su análisis afirmó: “Para ser constructivos…, cambiar el nacionalismo bravucón y torpe, bruto y vacío por el símbolo de la sumisión a un poder controvertido en el mundo es un grave error porque muestra a un Presidente que no está ocupando el lugar de presidente de un país sino el lugar de un delegado. Ojalá pudiera entender esto porque parece que está entiendo poco de lo que pasa en Argentina y el mundo y cómo funcionan las cosas. Entiendo que es una crisis. Entiendo que recibió un cachetazo muy fuerte pero me parece que es hora de repensar las cosas. No digo esto con alegría lo digo con muchísimo dolor: ver a Macri hacer lo que hizo el lunes en un contexto tan delicado no me gustó nada y ojalá pueda cambiar a tiempo”.

Fuente: Perfil, Noticias en Red