Marcelo Tinelli hizo una presentación virtual en los juzgados de Comodoro Py para denunciar la filtración de conversaciones teléfonicas con Julio Grondona, ocurridas en 2013. Según pudo saber Data Clave, el conductor pide que se investigue cuál fue el circuito y cómo llegaron los audios, que eran parte de un expediente judicial, a Jorge Lanata para ser difundidos en Radio Mitre.

Los audios consisten en charlas entre el hoy presidente de la Liga Profesional de Fútbol Marcelo Tinelli y el fallecido ex mandamás de AFA Julio Grondona. En las conversaciones, el máximo dirigente de San Lorenzo solicitaba cambios de horario y determinados árbitros para los partidos de su equipo. Además hablaban de la compra de materiales para la construcción del muro de la Ciudad Deportiva del 'Ciclón'. Esa compra por parte del club se hacía al corralón propiedad de la familia del por entonces presidente de AFA. Esta era una práctica habitual en el mundo del fútbol, y muchos conocedores de los pasillos de Viamonte, señalan que si bien muchas veces Grondona prometía acceder a ciertos pedidos de los dirigentes, no terminaba cumpliendo.

Los audios forman parte de la causa "Forlín Juan y Otros", en la que se investiga lavado de dinero en pases de jugadores. Como contó Doble Amarilla, esos audios habrían sido entregados por el juez Norberto Oyarbide a Daniel Angelici a modo de obsequio o devolución por evitarle un juicio político. Además, como publicó Doble Amarilla, durante mucho tiempo el 'Tano' habría amenazado a Tinelli con filtrar estas grabaciones.

El fiscal Federico Delgado ya dio curso a la causa. Anteriormente había expresado su preocupación por la filtración de los audios. "Lo que pasó con Tinelli es un ejemplo de lo que es ser mala persona: alguien escondió esas escuchas que no eran objeto de investigación, lo atesoró pese a que debían ser destruidas, y lo hizo circular", expresó, en diálogo con Crónica Anunciada.

"Esas escuchas son del año 2013. Cualquier Juez que investiga una causa y emboca a 'Juan Pérez' hablando con 'Tito' sobre un partido de fútbol, tiene que ordenarle a la policía que destruya todas esas conversaciones que no tienen que ver con lo que se está investigando. Eso dice la ley", explicó.