El presidente de la nación, Mauricio Macri, modificó el presupuesto para favorecer a su primo Ángelo Calcaterra. El jefe de Estado contrató por decreto a la compañía IECSA, de su familiar, para que junto a otras dos empresas se encarguen de las obras de soterramiento del tren Sarmiento.

Por el decreto 797/2016, el Gobierno le designó a IECSA, la italiana Ghella, la brasileña Odebrecht el mayor desembolso, de $ 45.000 millones. Se repartirán este año $ 300 millones, en 2017 y en 2018 $ 8.940 millones para cada año y $ 28.820 a repartirse en los períodos siguientes, publicó El Destape.

En la misma resolución del Poder Ejecutivo se oficializan contratos para trabajos en ferrocarriles, rutas, calles e infraestructura sanitaria. En total se reasignan $ 98.674 millones para la obra pública.

Tal como compendia ASAP, en esta octava modificación presupuestaria se reparten $ 83.114 millones corresponden a proyectos ferroviarios, y $ 5.090 millones a proyectos viales de la Dirección Nacional de Vialidad. El organismo sin fines de lucro advierte en su informe que durante el año el Gobierno "deberá modificar el presupuesto vigente, incorporando mayores asignaciones presupuestarias o bien mediante compensaciones de créditos".