La agrupación clasista de Luz y Fuerza acusó a la dirección del principal gremio eléctrico de estafar a los trabajadores despedidos junto a las dos principales empresas del sector.

Según comunicaron desde la agrupación eléctrica, en el caso de los retiros voluntarios de Edesur en el callcenter “el gremio actúa como una ayuda de la patronal, dejando pasar el vaciamiento y el reemplazo de los compañeros de planta permanente por terciarizados a los que no busca incorporar a la planta”.

“Luego de ilusionar a las compañeras que no habían agarrado el retiro voluntario con un pase a planta que no se dio, las engañaron diciendo que si no agarraban la segunda parte de la indemnización el gremio daría una lucha por incorporarlas”, denuynciaron los trabajadores.

En ese sentido, aseguraron que el sindicato realiza “una estafa lisa y llana” porque  de las más de veinte compañeras que no agarraron ese dinero, gracias a la “gestión” del gremio. La única beneficiada fue la empresa que se ahorro parte de la indemnización, mientras las compañeras que más a fondo se jugaron con Luz y Fuerza  quedaron con una indemnización mínima y sin trabajo”.

En el caso de Edenor, los trabajadores denunciaron que “luego de medio año de negar los despidos hormiga y de los contratados, diciendo que existía un “acuerdo” entre la empresa y el gremio para no despedir, Edenor se despacho con casi 100 despidos “justificados” según ellos, con causas armadas a compañeros que Luz y Fuerza Capital ni se molesto en defender”.

En ese sentido puntualizaron: “Toda la defensa de los despedidos y “retirados” recae en las seccionales que quieran y puedan hacerlo. Desde la regional capital se ha abandonado a los compañeros y compañeras, al punto de porner una “guardia” en la sede central luego de que los compañeros de EDENOR les reclamaran movilizar al gremio.

Con las generadoras, los trabajadores alertaron que “hay que estar atentos, con una ofensiva por parte de las empresas por cambiar las guardias programadas y los horarios que cumplen los compañeros, que claramente se encamina a buscar “flexibilizar” los horarios de convenio para ahorrarse algunos puestos de trabajos, en centrales que vale aclarar están altamente terciarizadas con trabajadores de convenios que no son el de Luz y Fuerza”.