En pleno conflicto docente, del que se cumplen hoy dos meses sin reuniones, María Eugenia Vidal eligió un colegio privado de La Matanza para encabezar el acto de jura a la bandera, de parte de los chicos de cuarto grado. Se trata de la escuela Los Ceibos, ubicada en Ramos Mejía, que difundió la actividad a la par del ministro Gabriel Sánchez Zinny. El colegio cobra una cuota de 2.660 pesos por mes y apuesta por la “educación emocional” y la “tecnología SMART”.

El desembarco de Vidal no cayó bien en las autoridades matanceras, que, sin embargo, evitaron salir a confrontar con la Gobernadora. “Por lo menos podría haber elegido uno público y otro privado”, se lamentaron en el gabinete de Verónica Magario, conocido el asunto.

En su página de Facebook, la institución se declara “privada y laica” y anuncia que desarrolla “el concepto de Educación Emocional”. También señala que “la tecnología SMART nos permite fomentar la creatividad y el aprendizaje”.

El colegio no tiene ningún tipo de subvención estatal, a pesar de que la gestiona desde hace algunos años; cobra una cuota de 2.660 pesos por mes y tiene jornada extendida que es opcional. En total asisten unos 400 alumnos. "Tiene una calidad humana excepcional"; detalló un miembro de la comunidad educativa ante la consulta de este portal. También remarcó que trabaja "a pulmón".

Silvia Cavallaro, la fundadora de la institución, detalló su proyecto educativo en una nota que publicó Clarín Zonal en 2015. Allí consignó que comenzó como jardín de infantes a mediados de 2000 y que recién en 2015 pudo abrir la escuela primaria. Las autoridades del colegio no respondieron las consultas efectuadas por este portal.

Fuente: Info Cielo