La contundente medida de fuerza puso en jaque al gobierno y ya admiten  que evalúan sentarse a renegociar salarios para compensar la pérdida de poder adquisitivo.

“Hoy el descontento ha desbordado el encuadramiento sindical; hoy hay gente, hombres y mujeres de nuestro pueblo, que se están manifestando en contra de los efectos que se están produciendo como resultado del desorden económico que este gobierno ha ayudado a crear. Paramos para poder seguir trabajando”, señaló el triunviro de la CGT Juan Carlos Schmid.

Sin embargo, un funcionario consultado por Diario Popular, remarcó que el diálogo “tiene que ir tema por tema, pero hay coincidencia en la recomposición salarial para cuidar el poder adquisitivo. Con el 70% de las paritarias acordadas, las que se cerraron en 15% tienen la chance de sumar un anticipo de otro 5%. Pero el 20% es un piso, no un techo y las revisiones se harán en el marco de paritarias libres”.

En los próximos días, aseguran en Casa Rosada, se definirán las instancias de diálogo, pero aún no está claro reeditar las jornadas por el Diálogo y el Trabajo que fracasaron en 2016. Hace unos meses el ministro Jorge Triaca junto a un grupo de sindicalistas aliados recorrió Holanda y España buscando imitar las instancias de diálogo institucionalizadas en aquellos países.