Así calificó la oposición a la maniobra del oficialismo para levantar la sesión a horas de la madrugada y evitar votar en contra del DNU impulsado por el Presidente, desatando la ira del resto de las fuerzas políticas.

A las 3 de la madrugada y tras 15 horas de sesión los diputados de Cambiemos abandonaron el recinto en la sesión en la que se estaba por frenar el megadecreto impulsado por Mauricio Macri que modificó y anuló cientos de leyes.

El mega-DNU, que deroga 19 leyes y modifica 140, fue presentado por el Gobierno como una herramienta para simplificar regulaciones y potenciar la producción en once áreas del Estado. La oposición había manifestado su firme rechazo al considerar que el que debe legislar es el Congreso y no el Presidente con los poderes atribuidos.

“Bochorno parlamentario” fue la calificación que le dieron los legisladores de la oposición a lo sucedido en el Congreso de la Nación. El más contundente fue el titular de la bancada del Frente Para la Victoria (FPV), quien sin reparó, sentenció: "Son una porquería como bloque oficialista".

“Le dije en el transcurso de la sesión que estábamos frente a un mamarracho parlamentario; está claro que esto es un papelón absoluto. ¡Es imposible construir un trabajo ordinario con este tipo de cuestiones! Presidente, usted fue cómplice, claramente; lo llevaron hasta el final con un tratamiento. Usted incumplió con el reglamento, porque las mociones sobre tablas se tratan al final de la sesión”, se explayó Rossi.

“Usted fue cómplice de esta maniobra, una maniobra artera”, continuó, para rematar: “Son una porquería, como bloque oficialista… Tengan coraje en plantear las cosas como las tiene que plantear. Porque la verdad que no tienen límite... ¿Ustedes dicen que van a defender las instituciones? ¡Mentira! ¿Ustedes dicen que van a defender la democracia? ¡Mentira! ¿Ustedes quieren defender a este Congreso? ¡Mentira!”.

“La verdad que están haciendo pelota el Congreso de la Nación, están haciendo pelota la Cámara de Diputados porque no se bancan llevar adelante una discusión. No se bancaron sostener los decretos de necesidad y urgencia”, insistió.

Axel Kicillof calificó de “repugnante” a la sesión, y cargó contra el presidente Mauricio Macri alertando que “estamos en presencia del tercer gobierno neoliberal de la historia argentina”. “Ni siquiera está gobernando Macri, están gobernando los poderes que están detrás suyo”, sostuvo, alertando luego que “están derrapando en todo, también en el funcionamiento de esta Cámara”

También fue muy dura en sus conceptos la legisladora del massismo Mirta Tundis, quien declaró que los diputados de Cambiemos "hicieron una pantomima en el recinto". Además, apuntó: "Me voy con mucho dolor, con angustia y taquicardia".

A la salida del recinto, Leopoldo Moreau, de Unidad Ciudadana, relató : “Tuvimos 12 horas de debate para votar leyes que derogaran el megadecreto. Evitar que embarguen cuentas sueldos y se timbeen la plata de los jubilados. A último momento Cambiemos se levantó y dejo sin quorum el recinto para que siga vigente el decretazo”.

Para Gabriela Cerruti, del FPV: “Cambiemos abandona el recinto después de doce horas de sesión para no votar la derogación del MegaDnu. #BochornoParlamentario. Carrió y el Pj Federal son cómplices”.

Similar análisis fue el realizado por Mayra Mendoza, quien puntualizó: “se levanta de la sesión el Interbloque CAMBIEMOS, el PJ y los Diputados de los Gobernadores para no tratar el rechazo al #MegaDNU. Esto es una vergüenza, no hay República. Violan la CN. El Congreso está siendo completamente vapuleado”.

“Cambiemos, en una maniobra escandalosa, postergó el tratamiento del #DNU hasta las 2:35. Al momento de votar se levantó y dejó sin quórum la sesión. Deterioran el Estado de Derecho y con esta huida deterioran también los vestigios de calidad institucional”, señaló Cristina Álvarez Rodríguez.

Entre otros puntos, el megadecreto que había firmado el Presidente (y que sigue vigente tras la maniobra del oficialismo) habilita el embargo de las cuentas sueldo y deja abierta la posibilidad de que el Estado lleve a la timba financiera el dinero perteneciente al Fondo de Sustentabilidad de la ANSES.