El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, fue uno de los primeros funcionarios en salir a los medios para intentar bajarle el precio a la multitudinaria marcha sindical que tuvo lugar hoy a la tarde. Se calcula que participaron más de 300 mil personas. "Para nosotros la movilización no tiene un sentido claro", insistió el ministro.

En diálogo con América 24, aseguró: "Tiene un sentido más político que gremial, más personal, por la situación judicial de la familia Moyano que social o laboral. No vemos motivos para una medida así o un paro", insistió el funcionario que estuvo envuelto en un escándalo durante todo el verano.

Además, Triaca pidió "diálogo": "Estamos siempre dispuestos al diálogo, y seguiremos en el mismo camino apenas termine la marcha. Hay que hablar con todos los sectores, no solo con Moyano. Todos queremos lo mejor para el partido", afirmó.

En la entrevista, Triaca evitó hablar de cifras: según los organizadores, la convocatoria superó las 300 mil personas. Todos los oradores cuestionaron en duros términos el camino recorrido por el macrismo en materia económica. "Hay que parar con las políticas que están perjudicando a los sectores más sensibles de la sociedad, el Gobierno está hipotecando nuestro futuro", sintetizó Hugo Moyano, el principal orador de la jornada.