La injustica de los tarifazos sumó un nuevo capítulo, esta vez ocurrió en la localidad tucumana de Monteros. Allí los vecinos y usuarios, luego de recibir las nuevas boletas de marzo decidieron tomar la sede de la Empresa de Distribución Eléctrica de Tucumán (EDET), en repudio de los fuertes incrementos del servicio decretados por el gobierno nacional.

Los aumentos en las boletas de luz fueron ocasionadas por el gobierno nacional que decidió la quita de a los usuarios y responsabilizó a las provincias si había un aumento, mediante la firma del acuerdo fiscal que se llevó adelante hace seis meses.

Por ello, se generaron una serie de protestas en el interior de Tucumán, siendo la movilización de Monteros la que registró más tensión, cuando un grupo de personas decidió prender fuego el ingreso del local.

“Basta de tarifazos. No queremos que nos impongan condiciones. Tenemos la libertad de protestar, no paguemos la luz”, se escucha decir a uno de los participantes de los reclamos en dicha sede.