Digno de un retrato medieval o de una serie de Netflix donde se aborda el oscurantismo, el sacerdote Gustavo Lombardo publicó un video que refleja lo que piensa buena parte de la Iglesia católica a través de sus representantes en el país.

En el video el sacerdote intenta explicar qué es la “ideología de género” calificándola como “demoniaca y satánica”.

En su retrograda explicación, Lombardo compara a un transexual con “un gato o una laucha”, se lamenta de “la nueva izquierda”, rechaza la Educación Sexual, se despacha contra el “lobby gay” y destaca a países como China y Rusia por “no dejar entrar la ideología de género”, que él considera “algo demoníaco, satánico”.