Guillermo Castello es un diputado provincial de la Coalición Cívica que, por ejemplo tildó de machista la ley paridad de género y hasta propuso sacarle los planes sociales a la gente que se manifieste cortando calles.

Este personaje siniestro que llegó a la legislatura de la mano de Carrió propuso eliminar la expresión "30.000 Desaparecidos" en las publicaciones, ediciones gráficas y/o audiovisuales de los tres poderes del Estado provincial acaba de tomar estado parlamentario.

Así lo comunicó el propio legislador a través de su cuenta de Twitter, donde calificó de "infame" a la ley 14.910, sancionada en 2017, que dispone mantener la memoria acerca de lo ocurrido durante el terrorismo de Estado a través de esa expresión.

Al parecer este "señor" cree que podrá borrar las aberraciones llevadas a cabo por la dictadura simplemente negando su existencia en los papeles oficiales. Y mientras en algunos países de Europa el negacionismo es un delito penado con la cárcel, en este país este tipo es diputado y tiene un sueldo del estado y fueros.

Hace dos años, cuando se aprobó la ley 14.910 con el consenso de todas las bancadas, Castello fue el único diputado que se opuso. En ese momento manifestó: “Parecen jactarse de que hayan sido 30 mil, en vez de alegrarse por la posibilidad de que sean menos”. Lo que evidencia que no entendió nada.

Castello adelantó que se postulará en las PASO para ser el próximo intendente de Mar del Plata. Pese a sus evidentes coincidencias ideológicas, el legislador se lleva muy mal con el actual jefe comunal, Carlos Arroyo, también de Cambiemos.

Guillermo Castello on Twitter

Fuente: Diario Registrado