Acorralado por la hipótesis de que Gendarmeria Nacional se llevó a Santiago Maldonado el 1 de agosto, el Gobierno salió a cambiar el relato y ahora tiene sospechas de “algún gendarme” del operativo.

Hernán Iglesias Illa, coordinador de Políticas Públicas de la Jefatura de Gabinete, autor del libro “Cambiamos” dónde elogia la campaña macrista, sostuvo en una nota con FM La Patriada, que “lo más probable que haya pasado, o lo peor que podría haber pasado”, con Santiago Maldonado en la represión que llevo a cabo Gendarmería Nacional contra un grupo de miembros de la comunidad mapuche Pu Lof a la vera de la Ruta 40 el 1ero de agosto, “es que algún gendarme suelto le haya pegado a Santiago Maldonado, sin saber que lo estaba hiriendo gravemente”.

Por otra parte, Iglesias Illa, con un tono sereno, establece que "lo de desaparecido (por Santiago Maldonado), honestamente, me parece que se saltó demasiado rápido en la oposición al hablar de desaparición forzosa cuando todavía no sabíamos casi nada del tema". En concordancia con el relato del Gobierno, Illa apuntó contra el kirchnerismo, al que acusa de “embarrar la cancha”, y de hacer “constantes alusiones a la dictadura, a la dictadura, a la dictadura, a que viene un estado represivo, una etapa oscura del gobierno. Hace tres semanas nos decían que habíamos manipulado y hecho fraude (en las PASO) cosa que después se probó que no habíamos hecho nada”.

Lo cierto es que tras un mes de ver como distintos funcionarios buscaban despegar a Gendarmería Nacional de la desaparición de Santiago Maldonado, ahora el gobierno ajusta su relato y aviva la hipótesis del gendarme al que “se le fue la mano”.