Mariano Iúdica lo puso al aire para intentar ayudarlo a él y sus seis hijos pero, tras un llamado de la ministra de Desarrollo Social de la Ciudad, el hombre la dejó en ridículo.

Su familia, integrada por él, su mujer y sus 6 hijas, se encuentra por segunda vez en la calle y reclama algún tipo de asistencia por parte de la Ciudad. La funcionaria de la cartera le sugirió vía telefónica que fueran a un parador y el hombre se enfadó.

"Yo le diría a la señora esa, que si quiere que vayamos a un parador, que vaya ella primero a ver qué piensa", comenzó y ahondó: "Queremos que se haga responsable la gente que debe hacerlo. Yo soy un trabajador, trabajé toda mi vida. Yo le juego todo lo que quiera a que no sabe lo que es trabajar dos días seguidos de corrido", contestó.

"El parador es como una cárcel. Tienen un régimen de vida, todo es a cierta hora", resaltó.

Además, respaldó a sus hijas que todas van al colegio salvo dos que no consiguieron vacantes. Fue así que aprovechó para blanquear que "hay quince mil pibes sin vacantes en las escuelas, que hable de eso".

"Nosotros solo tenemos esperanza de la gente, porque con este gobierno", alcanzó a agregar antes de que Iúdica lo interrumpiera".

Fuente: El Destape