La encuesta que monitoreó Federico Aurelio, una de las tres que llegan con regularidad a los despachos de Balcarce 50, pone en pie de igualdad a Macri y a Cristina.

El Presidente acumula una imagen positiva del 38% y una negativa del 58%.

Su predecesora, Cristina Kirchner, reúne cifras casi idénticas. A un año de la batalla final por las presidenciales tiene 39% de positiva y 58% de negativa.

A Macri lo persiguen dos fantasmas: no sólo cae al mismo nivel de su principal rival, a la que hasta diciembre del año pasado le llevaba cerca de 20 puntos -lo que también establece que a ella no se le escapa una sola adhesión-, sino que el mismo sondeo revela que su desempeño personal está a la par del de su gestión, cuando hasta ahora había estado por encima.

La muestra de Aresco que pasó por las manos de Peña se compone de 4.600 entrevistas en distintos puntos del país.

Fuente: Clarín, Noticias en Red