La cooperativa Nuevo Amanecer se vio obligada a comenzar a intercambiar sus productos con otros proveedores para poder subsistir ante la crisis económica que provocó una caída en las ventas.

“Compramos un camión a cambio de quesos y hoy lo utilizamos para distribuir los productos en zonas a las que antes no llegábamos”, contó el presidente de la firma láctea marplatense, Fabio Pandiani, al sitio 0223.com.

Para poder subsistir, la cooperativa láctea recurre al trueque, esta herramienta de intecambio que tuvo su auge en la crisis de 2001. “Hay distribuidores que mueven fiambres y nosotros entregamos quesos como parte de pago para poder venderlos en los locales”, contó.

“La realidad es que han bajado mucho las ventas”, explicó Pandiani sobre el golpe a los sectores productivos en la ciudad de Mar del Plata.

El consumo es un motor apagado en la economía de Cambiemos. Las ventas minoristas cayeron 9,2 por ciento en septiembre y en lo que va del año acumulan un retroceso de 4,3 por ciento, según informó CAME.

Fuente: Diario Pulse