El encuentro, organizado por el Comité Por la Libertad de Milagro Sala y la Túpac Amaru, además de reprochar el accionar del Poder Judicial de Jujuy que “responde en forma directa al gobernador Gerardo Morales”, ratificaron a Sala como la conductora de la Organización Barrial.

La multitud comenzó la jornada de reclamo en la sede central de la Organización, ubicada en el centro de la capital provincial, donde integrantes de pueblos originarios encabezaron una ceremonia de evocación a la madre tierra.

Posteriormente, los presentes se trasladaron al Instituto terciario Túpac Amaru, situado frente a la sede central, donde se dio inicio al Congreso, en el cual se pronunciaron, entre otros, por "la continuidad de la campaña a nivel nacional e internacional para exigir la liberación de los detenidos y se comprometieron a renovar la lucha por la defensa y reinstauración urgente de políticas de inclusión social y laboral".

Los distintos oradores coincidieron que tanto Sala como los otros miembros de la Túpac detenidos son "presos políticos de la justicia del gobernador Gerardo Morales en complicidad con el presidente Mauricio Macri y el empresario genocida Pedro Carlos Blaquier como expresión del poder real en Jujuy".

En tanto, recordaron que esa organización sufrió campañas de prensa que buscaron "demonizar" a la misma y que "el nuevo gobierno inició su mandato con un feroz ataque a la Túpac Amaru, discriminando, persiguiendo, destruyendo los puestos de trabajo, generando divisiones, corrompiendo y tratando de adueñarse de la construcción colectiva de la Túpac Amaru".

"El gobierno pretende conseguir la extinción de las organizaciones sociales que desde la autonomía deciden cómo, con quién y en qué momento resuelven sus problemas colectivamente”, afirmaron entre las conclusiones del encuentro.

Y en ese sentido, manifestaron que prueba de ello es la detención de Milagro Sala "desconociendo sus fueros; imputándole como delito-pretexto manifestar en la vía pública; someterla al escarnio apresándola y trasladándola a comisarías, juzgados y cárceles mediante el montaje, con ribetes cinematográficos, de operativos policiales desmesurados".

Al finalizar el Congreso, los presentes partieron en una caravana al Penal de Mujeres en el que se encuentra alojada la dirigente, ubicado en el barrio Alto Comedero de la capital provincial, donde sacerdotes del grupo de Curas por la Opción de los Pobres realizaron una misa, al tiempo que una delegación ingresó a la cárcel para darle a conocer las conclusiones del Congreso a Sala.

“Lo que hizo Milagro junto con los compañeros de la Túpac fue algo realmente impresionante. Claramente es una presa política, es ilegal su detención y de alguna manera nos están dando un mensaje de que todo el que luche por los derechos de la gente puede terminar así”, aseguró el padre Francisco Olivera.

La jornada finalizó con una nueva reunión de los integrantes de los Comités por la Libertad de Milagro Sala que se formaron en distintas provincias, en la que determinaron acciones a seguir, entre ellas, la presentación de un pedido de intervención al Poder Judicial de Jujuy.

Al respecto, fundamentaron que es "por la vulneración sistemática de derechos constitucionales y la ley vigente" y por "iniciar una campaña en contra del nombramiento de Susana Malcorra como Secretaria General de Naciones Unidas por considerar que una funcionaria cuyo gobierno tiene una presa política no puede ocupar un cargo de semejante responsabilidad".

Una multitud de todo el país reclamó por la libertad de Milagro Sala
Una multitud de todo el país reclamó por la libertad de Milagro Sala
Una multitud de todo el país reclamó por la libertad de Milagro Sala
Una multitud de todo el país reclamó por la libertad de Milagro Sala