Por la aplicación de la ley 27.260, que garantiza que ningún jubilado pueda ganar menos del 82% móvil, siempre y cuando haya tramitado su retiro sin recurrir a una moratoria, poco más de un millón de pensionados recibirán este mes una suba de $100 en sus haberes.

El ajuste se aplica debido a que a partir de julio el salario mínimo vital y móvil de los trabajadores se incrementa de $9500 a $10.000. Entonces, el monto garantizado para las jubilaciones que gestiona la Anses se eleva de $7790 a $8200.

Como actualmente el haber mínimo es de $8096 en bruto (subió a esa cifra en junio, por aplicación del ajuste del 5,69% derivado de la ley de movilidad), la diferencia que, como máximo, verán los jubilados en sus bolsillos será de alrededor de $100.

La suma significa menos de U$S3.50, al tipo de cambio que este viernes cerró la divisa en bancos y casas de cambio de la city porteña, según el promedio que registra el BCRA.

Las críticas al Gobierno no se hicieron esperar desde algunos sectores de la oposición. El diputado nacional del FPV, Wado de Pedro, señaló: “El dólar se devaluó un 60%, la inflación subió un 35% anual, anunciaron dos nuevos aumentos de tarifas y los remedios ya son impagables. Y a los jubilados les dan $100 pesos”.

Fuente: Diario K