En el marco del interminable operativo que construye para ser candidato presidencial único de un Alternativa Federal recargado, Lavagna consiguió el apoyo explícito de uno de los gobernadores del PJ: Sergio Uñac, el mandatario de San Juan, salió a "bancar" la aún hipotética aspiración del ex ministro de Economía de Néstor Kirchner y, no sólo eso, sino que a pesar de ir por la reelección en su territorio confesó que "no sería un disparate ser su vice".

"Banco a Lavagna y no sería un disparate ser su vice", afirmó Uñac en una entrevista con Luis Novaresio en el canal A24, y destacó que se trataría de un "candidato que ofrece respeto internacional" y "sabe lo que tiene que hacer".

En esa línea, describió que quien también acompañara a Eduardo Duhalde durante su presidencia interina "tiene conocimientos técnicos y visión política" y "puede aglutinar distintos sectores que de otra lógica serían imposible amalgamar”.

Durante la nota el sanjuanino no descartó acompañar a Lavagna en una eventual fórmula presidencial: "Si fuera un disparate estaría hablando mal de mí mismo porque de Roberto nunca hablaría mal".

No obstante, supeditó este potencial rol al resultado de las elecciones primarias y generales a gobernador en su provincia, que se realizarán el 31 de marzo y 2 de junio respectivamente, y donde aspira a la reelección acompañado en unidad por el kirchnerismo y otros sectores del peronismo. 

A partir de allí Uñac exhibió dos importantes diferencias con Lavagna: la primera es que rechaza la idea del exministro en cuanto a que éste busca ser ungido como candidato único del espacio que integra; y la segunda diferencia tiene que ver con la cerrada oposición del economista a incluir al kirchnerismo.

Respecto de lo primero, es decir la postura negativa de Lavagna con respecto a la posibilidad de dirimir una candidatura en elecciones primarias, el gobernador se mostró de acuerdo con la tesis acerca de que el representante último de esta potencial coalición debe ser uno de consenso, pero a través de "primarias".

"En agosto vamos a tener que ir a votar. La oposición debe ser responsable y constructiva. Nos tenemos que sentar a dialogar", indicó. Hay varios referentes de Alternativa Federal ya anotados para competir por la presidencia, como Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey, que insisten en la necesidad de que Lavagna se mida en las PASO.

En cuanto a lo segundo, es decir la participación de la ex presidenta y su sector en un espacio político que incluya a Lavagna, Uñac dejó dos conceptos: por un lado, y más cercano al ex ministro, dijo que le sugeriría que no se presente a las elecciones presidenciales; por otro, y en clara confrontación con este último, consideró a CFK como una parte necesaria del "nuevo armado".

"Ella debería ser parte de un nuevo armado, pero no quiere decir que sea quien lo encabece", aseveró. En ese punto hay un fuerte choque con la posición del ex ministro, que ya dijo varias veces que "la sociedad demanda salir de lo que ofrecen Macri y Cristina". 

Fuente: Política Argentina