Julián Cook, uno de los dueños de Flybondi, que llegó al país en 2016 para instalar su empresa y destruir Aerolíneas Argentinas, decidió abandonar el país luego de publicar una  carta a un grupo de empresarios amigos.

Cook, un empresario de origen inglés, decidió irse del país luego que ganara el Frente de Todos, y explicó sus motivos en una carta que mando al grupo de WhatsApp “Empresarios por el cambio”, conocido como “Nuestra Voz”, de respaldo al presidente Mauricio Macrii.

“Estimados, como todos en este grupo estoy triste por el resultado y no puedo creer que Cristina volvió”, empieza su carta y la finaliza “Les deseo lo mejor, amo la Argentina y espero que un día va a salir del peronismo, un cáncer que destruye el país poco a poco desde hace décadas”.

En el medio de la misiva dice que su empresa transportó 2 millones de pasajeros y cuestiona que llegó al país con un dólar a 16 y se va con un dólar a 60, cuando “tenemos un 70% de nuestros costos en dólares”.

Luego critica la gestión de Mauricio Macri por no haber destruido Aerolíneas Argentinas. “Lamentablemente, el gobierno de Mauricio Macri se quedó a mitad de camino en muchos aspectos, no hizo una reestructuración de Aerolíneas Argentinas, que tuvo US$680 millones de pérdida en 2018. Una vergüenza, cuando el país tiene 30% de pobreza. Hoy no sé cómo va a seguir Flybondi con este gobierno K”, dice.