El Ejecutivo oficializó hoy modificaciones en el reparto del Presupuesto 2017. Recorte en los gastos de 20 ministerios por más de $15.000 millones, a excepción de Energía y Minería.

El Gobierno comenzó el año con un paquete de medidas económicas con cambios sustanciales en el reparto de partidas del Presupuesto 2017. A través de varias decisiones administrativas, aumentó en $101.000 millones la cantidad de recursos para el pago de vencimientos de deuda pública y recortó los gastos de los 20 ministerios en más de $15.000 millones.

Las resoluciones, firmadas el 30 de diciembre y publicadas hoy en el Boletín Oficial, disponen la reasignación de recursos para este año que, sin embargo, aumentan el déficit fiscal. Una de las más importantes, la DA 1602, autoriza al Tesoro Nacional dispone $110.206 millones para el pago de deuda pública, a pesar de haberse estipulado antes recursos adicionales por solo $9.345 millones.

La segunda, la DA 1587, establece el ajuste que tendrán la mayoría de los ministerios, con la única excepción de Energía y Minería.  La cartera que conduce Juan José Aranguren tendrá $30.645 millones más que lo establecido por el presupuesto para ejecutar "acciones para la Ampliación de las Redes Eléctricas de Alta Tensión".

En cambio, las demás carteras deberán arreglárselas con sumas menores a las que se habían establecido en el presupuesto aprobado por el Congreso. El Ministerio del Interior y Obras Públicas, encabezado por Rogelio Frigerio, tendrá $3.162 millones menos, destinados en un principio a "acciones para Más Escuelas, Mejor Educación", con asistencia del BID.

El Ministerio de Educación de Esteban Bullrich, por su parte, ya no contará con $3.031 millones para el Programa "Mejoramiento de la Calidad Educativa"; el de Transporte, conducido por Guillermo Dietrich, con $2.597 millones para "Obras en corredores viales" y el Tesoro Nacional, $5.497 millones que tenía previsto para planes de asistencia social.

También otros sectores sufrirán el recorte, como los $16,6 millones para una nueva etapa de remodelación de la Casa Rosada; el Ministerio de Hacienda, conducido ahora por Nicolás Dujovne, por $307 millones; el Ministerio de Desarrollo Social (Carolina Stanley) en $466 millones para el Programa de Ingreso Social con Trabajo; o el Ministerio de Salud (Jorge Lemus) en $24 millones para el Desarrollo de Estrategias en Salud Familiar y Comunitaria.

El déficit total de las modificaciones de las partidas presupuestarias es de $76.892 millones. Para hacer frente a los nuevos gastos, además del recorte de los ministerios, la Anses le transfirió al Tesoro Nacional $38.800 millones de los $62.500 millones totales que percibió por el exitoso del blanqueo de capitales.