La gobernadora de la provincia de Buenos Aires sigue sin presentar su declaración jurada a pesar de que un decreto establecido por ella misma así lo estable. Tampoco sus ministros se plegaron a esa norma. El plazo venció el 31 de octubre.

Desde su llegada a La Plata, María Eugenia Vidal enfatiza en la necesidad de aumentar la "transparencia" de "la política". De hecho, el oficialismo impulsó un decreto que establece mecanismos para presentar y difundir las declaraciones juradas de la gobernadora y de sus ministros.

Sostiene la norma: “En busca de una modernización del Estado y en línea con un fuerte compromiso con la transparencia que habilita el control ciudadano”.

Meses después del decreto, esa exigencia no se cumple por parte del propio oficialismo. Es más, una nueva resolución extendió los plazos de presentación hasta el 31 de octubre, para evitar que la difusión de los patrimonios de los funcionarios de Cambiemos sea tema de la campaña electoral. Ya se venció ese plazo y Vidal y compañía siguen sin presentar sus declaraciones.