El titular de la CTA repudió la media sanción que el Senado le dio a la reforma previsional de Mauricio Macri y ratificó que quienes convaliden el ajuste deben dar la cara: “Necesitamos saber quiénes votan, cómo votan y porqué votan”.

A pesar de la multitudinaria marcha del sindicalismo opositor al Congreso en contra de la reforma laboral, previsional y tributaria, la Cámara alta avanzó anoche con el proyecto que recorta las jubilaciones y la ley de Responsabilidad Fiscal y el Consenso Fiscal.

“Lo que han hecho, además de ser ilegal es inmoral. Es decir, le meten la mano en el bolsillo a los jubilados que cobra la mínima, a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo, de pensiones, los que están hundidos debajo de la línea de la pobreza, muchos viviendo en la miseria”, dijo Hugo Yasky al repudiar a los senadores que votaron a favor de la reforma previsional que impulsó el Gobierno de Mauricio Macri.

Para el titular de la CTA de los Argentinos y diputado electo por Unidad Ciudadana, “recortan a los viejitos así no le meten la mano en el bolsillo a los que tienen ganancias, a los que especulan financieramente y, mucho menos, a los que se van a los paraísos fiscales”.

La reforma establece una actualización trimestral de los haberes previsionales y asignaciones sociales que se calculada en un 70% por inflación y un 30% por el índice Ripte, que es el promedio de los aumentos salariales de los trabajadores registrados. Esto impactará negativamente en el poder adquisitivo de estos sectores. Los jubilados de la mínima, por ejemplo, deberían cobrar en marzo del año que viene $8.200, pero con la nueva fórmula de movilidad no pasarán de los $7.660.

Como propuso en la marcha frente al Congreso, Yasky señaló que quienes convaliden el ajuste deben dar la cara: “Necesitamos saber quiénes votan, cómo votan y porqué votan. Hay una discusión que necesitamos poner a la luz”.

Todo el bloque de Cambiemos apoyó el recorte a los jubilados, junto a varios de los actuales miembros del PJ, como Miguel Ángel Pichetto (Río Negro), que fue el primero en acompañar la iniciativa. En su discurso, antes de votar, justificó la postura en el acuerdo entre los gobernadores y la Casa Rosada.

También votaron a favor del congelamiento de las jubilaciones José Alperovich y Beatriz Mirkin (Tucumán), Walter Barrionuevo (Jujuy), Inés Blas y Dalmacio Mera (Catamarca), Salvador Cabral y Juan Manuel Irrazábal (Misiones), Julio Catalán Magni y José Ojeda (Tierra del Fuego), María Teresa González y José Mayans (Formosa), Pedro Guastavino, Sigrid Kunath (Entre Ríos), María Laura Leguizamón (Buenos Aires), Teresita Luna (La Rioja), Rodolfo Urtubey  y Juan Carlos Romero (Salta), Daniel Lovera (La Pampa) y Carlos Caserio (Córdoba), entre otros.

Fueron un total de 43 votos a favor, 23 en contra, 3 abstenciones (Juan Abal Medina, Jaime Linares y Alfredo Luenzo). En la sesión no estuvieron Carlos Reutemann, Carlos Menem y Alfredo Martínez.