Hugo Yasky, afirmó este jueves que se necesita "una central obrera unificada y fuerte", al confirmar que esta tarde se votará por el regreso al seno de la CGT, en el marco de un congreso que se reunirá en el microestadio de Lanús.

"Vamos a ir por la unificación de las CTA con la CGT. Hoy vamos a volver a la CGT, necesitamos una central obrera unificada y fuerte", dijo Yasky esta mañana en declaraciones a FM Futurock

En ese marco, el dirigente dijo que "el mandato de la CTA es claro, ya se hicieron todos los congresos que vienen apoyando la propuesta de unir el campo popular para los tiempos que vienen que van a ser difíciles pero también tiempos políticos de participación".

"Necesitamos una central obrera que nos exprese a todos y nos permita enfrentar una tendencia que lamentablemente existe muy fuerte en América Latina y el mundo que tiene que ver con el descenso de las tasas de sindicalización, fragmentación y desaparición de las centrales sindicales como expresión de un sector de la sociedad", añadió.

El plenario en Lanús será clausurado por el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández; la candidata a vicegobernadora provincial y actual intendente de La Matanza, Verónica Magario, y el candidato a diputado bonaerense, Máximo Kirchner, según confirmó la central.

"La unidad del campo popular nos la posibilitó el Frente de Todos para derrotar en octubre a Mauricio Macri que no quiere que el movimiento sindical existea", dijo Yasky.

En cuanto a quién será el próximo líder de esa CGT unificada, Yasky afirmó que "tiene que ser un nexo entre todos los sectores", y consideró que "no sería conveniente que esté conducida por un dirigente que haya tenido un idilio con Macri".

"Tenemos que buscar un equilibrio dentro del colectivo que represente la conducción orgánica de la CGT. Alguien que por lo menos conecte, dialogue con todo ese colectivo", indicó, pero no quiso arriesgar ningún nombre.