Por segunda vez en quince días la petrolera aumentó los precios en un 3,5% promedio. Ya había subido los precios en un 4,5% el 24 de enero último.

La petrolera aumentó por cuarta vez los precios de los combustibles desde que la cartera de Energía diera de baja los acuerdos gradualistas firmados a comienzos del año pasado, atando el precio de la nafta al funcionamiento pleno de las reglas del mercado. De esta forma, con un promedio de 3.5% de aumento, en Ciudad de Buenos Aires, los nuevos valores son los siguientes: Nafta Súper, $24.39 por litro; Nafta Infinia, $28,29; Diesel 500, $21.52 y Diesel Infinia, $25,07.

Por su parte, el presidente de la Confederación del Comercio de Hidrocarburos de la República Argentina, Oscar Díaz,  dijo estar "sorprendido" por este nuevo ajuste, y enfatizó: "Hace poco tiempo tuvimos un aumento de casi 5%, YPF había sido la última en incrementar los precios, pero esta vez tomó la iniciativa".

El 26 de septiembre pasado el ministro de Energía, Juan José Aranguren, comunicó la liberación del precio de los combustibles. Sostenido por el acuerdo entre Gobierno y petroleras de no aumentar hasta las elecciones, el 23 de octubre, apenas un día después de los comicios, se conoció el primer aumento. El 2 de diciembre de 2017, la petrolera con participación estatal volvió a subir sus precios en un 6% en promedio, que luego volvió a aumentar casi un 5% el 24 de enero, con lo que la nafta Súper pasó a $ 23,57 el litro, mientras que la Infinia llegó a $ 27,33.