La selección de futsal de Pakistán viajó al país para participar de la Copa del Mundo que se celebra en Misiones, pero varios de sus integrantes fueron retenidos en el aeropuerto de Ezeiza y luego deportados en menos de una hora a su país por cuestiones de "Seguridad Nacional"

La decisión obedece "a un error de la Embajada de la Argentina, que no había subido el detalle de los visados de nuestro lado del sistema", aclaró Malik Adnan, Secretario de la Federación, informó Minuto Uno.

"Estamos esperando a la delegación en Lahore porque el equipo ha sido deportado. El Embajador aceptó el error y ha sido convocado para mañana por el Foreign Office. Pero eso no nos ayudará porque ya nos hemos perdido la Copa del Mundo", agregó Malik.

El representativo paquistaní tenía previsto debutar mañana ante Brasil, en la localidad misionera de Montecarlo.

La Confederación Argentina de Fútbol Sala (CAFS) informó que no habrá reemplazante para el equipo paquistaní "porque el hecho sucedió a menos de 48 horas del comienzo del Mundial".