La diputada nacional Mayra Mendoza salió a cruzar al intendente Martiniano Molina por los 1000 despidos en el municipio y comparó el modus operandi del jefe comunal de Quilmes con el que llevaba adelante el presidente Mauricio Macri: “Están suprimiendo aéreas para dejar a gente sin trabajo” y agregó que detrás de ese accionar hay “persecución ideológica”.

En declaraciones a Primereando, la diputada nacional marcó la contradicción que representan los despidos en relación al presupuesto aprobado para el 2016 que prevé aumentar la planta municipal de 7000 a 8000 trabajadores.

“Martiniano Molina deja sin trabajo a 1000 trabajadores del municipio, por lo que quedarían 6000 en la planta, pero tiene la intención de incorporar a 2000 empleados”, enfatizó la quilmeña y detalló que el presupuesto prevé, por un lado un aumento considerable de las tasas municipales y la eliminación de áreas clave, y por otro el ingreso de más personal.

“Es esta la idea que tienen del Estado”, subrayó, en tanto cuestionó el “relato” que utiliza el Pro para desvincular a empleados de sus fuentes de trabajo. “No se trata de si esta gente trabaja o no, porque directamente eliminan el área en el que se desempeñaba”.

En ese sentido Mendoza sostuvo que “detrás de ese relato del Frente Cambiemos lo que existe es persecución ideológica”

En relación a los 1000 despedidos la diputada lamentó que hayan quedado “sin amparado”  y manifestó su intención de brindarles apoyo y trabajar para seguir defendiendo las fuentes de trabajo.