En Quilmes la historia se repite ante cada temporal: miles de familias pierden todo. Mientras que el intendente Martiniano Molina paga publicidad en redes sociales para hacer campaña con su faraónico Metrobus, el abandono y la falta absoluta de inversión en infraestructura en los barrios populares de Quilmes, Solano y Bernal es obcena: falta de asfalto o calles mal hechas que empeoran las condiciones en lugar de mejorar, falta de entubamiento de los arroyos, falta de viviendas para las familias, desidia y contaminación hacen de cada tormenta una pesadilla para miles de habitantes.

Ni la naturaleza, ni la casualidad. El Estado y el gobierno son responsables de esta situación que se arrastra hace años y que con el ajuste no hace más que profundizarse.

Mirá las imágenes y el video:

Quilmes bajo agua: obras a puro marketing y abandono en los barrios populares
Quilmes bajo agua: obras a puro marketing y abandono en los barrios populares

Fuente: La Izquierda Diario