Menospreciando la (in)seguridad de los barrios que integran las localidades del distrito, en donde es una constante para los vecinos el incremento de delitos y la falta de prevención por ausencia de patrullaje, el intendente Mauricio Gómez contrató el pasado 29 de agosto de 2017, efectivos policiales bajo el servicio de “policía adicional”, es decir, policías de franco, trabajando en horas adicionales, para que estén vigilando 24 hs de lunes a lunes, comenzando desde el pasado 1ero de septiembre de 2017, en un puesto policial ubicado sobre la calle Juan Pablo II con el argumento de cuidar el ingreso y egreso vehicular al distrito de San Vicente, sin embargo, este puesto se ubicó el los limites fronterizos del country y no en los puntos de ingreso y egreso al partido; mientras que desde el Directorio del Country, le informaron a los vecinos que el puesto es fruto de un acuerdo con el intendente y que será para el beneficio del barrio privado. 

7 de agosto de 2017

Mauricio Gómez le solicita al Sub – comisario Diego Ruiz, titular de la policía local en el distrito que designe efectivos a su cargo para cubrir una unidad policial ubicado entre medio de los countrys Fincas I y II, sobre la calle Juan Pablo II, con el fin de “incrementar el contralor en los ingresos y egresos al caso urbano municipal“.

 ¿Porque se ubicó un puesto policial entre medio de dos countrys, si 350 metros más adelante hay una rotonda en donde se podrían controlar 4 ingresos al distrito de San Vicente?

En San Vicente contrataron policías para cuidar un country

22 de agosto de 2017

Tras un análisis del pedido, el Sub – Comisario Diego Ruiz , con la consideración de la superioridad (en aquel entonces el Comisario Diego Oscar Hernandez, un efectivo destacado en la fuerza por su honestidad y servicio hacia la comunidad, que meses después por orden política fue dado de baja al igual que a la Jefatura Distrital, el órgano policial en el que se desempañaba) decidió no dar curso viable al pedido del Intendente Municipal considerando que no había disponibilidad de efectivos, siendo que además ese puesto no cumpliría la función que debería en ese lugar  y sugiere que si quiere seguridad en ese punto de vigilancia sería viable la contratación de efectivos de franco bajo el sistema “adicional”.

En San Vicente contrataron policías para cuidar un country

29 de agosto de 2017

Eso no fue suficiente para Mauricio Gómez, ya que pese a la negativa de la policía a designar efectivos en ese puesto policial decide finalmente, contratar desde la Municipalidad de San Vicente efectivos policial para que cubran dicho puesto de vigilancia y solicita la cobertura policial en la Av. Juan Pablo II, más específicamente entre Larrea y Ruta 58, es decir, en el territorio donde se ubica el country Fincas Golf San Vicente y en donde se encuentra el ingreso al mismo y sus limites más expuestos.

En San Vicente contrataron policías para cuidar un country

7 de julio de 2017

Un mes antes, en un comunicado interno del Fincas Golf San Vicente, demuestra la complicidad del intendente Mauricio Gómez y los directivos del country, ya que asegura que el puesto policial será para la seguridad de todos (haciendo referencia a quienes viven en el Barrio Privado) y aseguran estar trabajando con el Municipio, es decir, Gómez no tenia intención de cuidar el ingreso al distrito.

En San Vicente contrataron policías para cuidar un country

13 de julio de 2017

En un segundo comunicado interno del Fincas Golf San Vicente, queda más expuesta la intención del intendente, ya que el directorio del Barrio Privado informa a quienes viven allí sobre un intento de intrusión por uno de los limites al country  y ASEGURA que el municipio trabaja en conjunto para “brindar entre todos, una seguridad mayor”, es decir, esto explica la intención del intendente en que el puesto policial se ubique entre medio de ambos límites del country y no en los ingresos y egresos al distrito.

En San Vicente contrataron policías para cuidar un country

27 de julio de 2017

Finalmente en un último comunicado interno del Fincas Golf San Vicente, se le informa a quienes viven en el Barrio Privado la instalación del puesto policial sobre la calle Juan Pablo II y aseguran “estar muy contentos de ver como día a día el esfuerzo de muchos da sus frutos, y así, ir concretando cada una de las metas que nos propusimos en beneficio de todos”, es decir, el puesto policial sería  fruto de una gestión realizada por el country, y no correspondería a la necesidad de cuidar el egreso e ingreso al distrito y tal como lo informa el directorio del Barrio, fue en beneficio de quienes viven allí. 

Un claro caso de Malversación de Fondos, que ya a ha sido presentado desde este medio de comunicación ante la justicia y la que tendrá que determinar cuales fueron las necesidades del intendente en custodiar los limites del Country, a cambio de que y si ese fondo con el que se contrató a los efectivos fue municipal y correctamente utilizado.

En San Vicente contrataron policías para cuidar un country

Fuente: El Ojo de San Vicente