En la madrugada del 29 de enero 2016, la Gendarmería reprimió con balas de gomas a chicos de entre 5 y 10 años de una murga. El hecho ocurrió en el Bajo Flores, en Capital Federal. En aquel momento, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, defendió el operativo realizado por la fuerza de seguridad.

Ahora, la Justicia decidió procesar a seis de los doce gendarmes que eran investigados por la represión: Guido Eliel Cativa, Esteban Rafael  Smolares, Saúl Humberto Juárez, Yanina Soledad Maldonado, Darío Fernando Soler Páez y Elvio Exequiel Cardozo. La resolución fue tomada por el juez de Instrucción 46, Jorge De Santo.

Días después de la brutal represión, la ministra Bullrich defendió en las redes sociales a los gendarmes: difundió fotos donde posaba junto a uniformados que habían sido heridos en otro hecho. Además, no procedió a sumariar a los agentes hasta que el repudio social hizo que se revirtiera la situación.