Ayer, Jorge Castillo publicó una foto en Facebook donde se lo ve junto a Rogelio Frigerio, actual Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda. Si bien se lo intentó ligar al kirchnerismo, lo cierto es que "El Rey de La Salada" estaba muy cerca de Cambiemos tanto en términos políticos como económicos.

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=1325877697557772&set=a.298460890299463.1073741826.100004066641602&type=3

El radicalismo intentó desmentirlo, Castillo fue afiliado a la UCR al menos hasta 2012, y hasta integró una de sus listas dos años antes.

Según El Destape, Castillo figuró como inscripto dentro del padrón de la Unión Cívica Radical en provincia de Buenos Aires, y hasta se encontraba identificado dentro del barrio de Ingeniero Budge, del partido de Lomas de Zamora, con el número 19570101.

Dos años atrás, en 2010, Castillo formó parte de la lista de aspirantes al comité distrital de Lomas dentro de la mismísima UCR, como primer vocal suplente, seguido por Daniel Martínez, Gladys Zapata y Nadia Ojeda.

En la previa a su detención, acusado de asociación ilícita y extorsión a feriantes de La Salada, el propio Castillo había revelado que se preparaba para disputar la interna de Cambiemos en Lomas de Zamora en las próximas PASO y que ya se encontraba terminando de recolectar los avales para poder hacerlo.

Desde el partido salieron a negar todo vínculo con el "Rey de La Salada" y a través de su cuenta oficial de Twitter expresaron: "Jorge Castillo no es afiliado de nuestro partido y así lo indican los registros de los padrones nacionales. Negamos y rechazamos cualquier tipo de vinculación de la UCR con las prácticas y los negocios de Castillo".

Pero sus vínculos a Cambiemos no se agotan en la política. Mientras respaldaba la candidatura de Sanz, Castillo abría con su esposa, Natalia Luengo, una estructura offshore con sede en Panamá.

En la operación aparecen como suscriptores las firmas Cheswick Inc. y Eastshore Inc., ligadas a Macri Group Panama SA, Bf Corporation S.A, Pymore Ventures Holding S.A y Rockford Holding Group S.A., sociedades que en la investigación de los Panamá Papers apuntan al presidente Mauricio Macri y su familia.

El factor Enrique “Quique” Antequera

En la foto se puede ver a uno de los principales socios de Jorge Castillo, sonriendo junto a las tres políticas. Es que en dichas elecciones fue uno de los dos aspirantes a escaños en el Parlamento Bonaerense, junto a Marcelo Díaz, por justamente Alianza Cívica y Social, la unión de Carrió y Stolbizer.

"Si a Castillo lo dejan hablar, vamos a tener una especie de Lava Jato de abajo hacia arriba", advirtió en diálogo con este portal Gustavo Vera, legislador porteño y titular de la Fundación La Alameda.

Pero ¿quién es "Quique" Antequera? Se trata de otro de los reyes de La Salada, socio de Castillo para los investigadores, y encargado de la "filial" "Ocean". En todas las elecciones intenta presentarse como candidato a cualquier cargo. En 2015, quiso postularse para la intendencia de Lomas de Zamora y ahora presiona para instalarse como precandidato a diputado por la tercera sección electoral en la lista de Mario Ishii, según asegura Clarín.

Sin embargo, no impresiona el respaldo político de Stolbizer y Carrió a este empresario. Fue el mismo Alfonso Prat Gay, ex ministro de Economía de Mauricio Macri el que ya desde 2005, cuando se dedicaba a los denominados "microcréditos", salió a fomentar lugares como dicha feria, como una forma de que sectores vulnerables puedan salir del esa situación.

En aquel entonces aseguró que "el Gobierno debe vincularse activamente en el desarrollo del microcrédito y que "el que presta tiene que ser casi un vecino del que recibe".

"Hay que derribar barreras que puedan trabar el microcrédito y en eso tiene mucho que ver la AFIP. El microemprendedor está en negro, no tiene libros contables ni papeles. La AFIP tiene que ayudar al menos no poniendo trabas. Hay que armar una red de ONGs que se muevan en un marco regulatorio especial para ellas", aseguraba al diario Clarín, casualmente durante las elecciones de 2009, en las que se presentó en Ciudad de Buenos Aires como candidato por la ACS.