Luego de los comentarios desafortunados de los últimos días, la vicepresidenta olvidó cerrar el micrófono y se escucharon quejas de sus compañeros

“Están todos locos, no sé qué les pasa", dijo, y agregó, todavía con el micrófono abierto: "Se la agarran conmigo, están todos peleados”.

Mirá el video: