El Intendente de General Rodriguez Dario Kubar, se vió envuelto en una nueva denuncia de corrupción. Meses atras fue apuntado por la oposición por no cumplir el decreto anti familiares y después de varios reclamos despidió a su hermano y a 6 parientes del municipio. Esta vez, Kubar está apuntado por vecinos por una nueva irregularidad que esperan sea resuelta de inmediato por la Justicia.

Acorde a un convenio entre el municipio y la empresa Edenor que se remonta a los años de la gestión de Oscar Di Landro, cada factura lleva un costo adicional estimado de 85 pesos a cobrar por el estado municipal en concepto de Alumbrado Público. Asímismo, el sitio RealPolitik añade que en los meses de enero, febrero, marzo y abril los contribuyentes pagaron un excedente de 140 pesos por factura, de los que la municipalidad continúa reconociendo 85. El resto, unos 55 pesos por vecino, fueron a parar a un destino desconocido. A razón de unos 36 mil medidores instalados en el distrito, el intendente Kubar habría logrado una recaudación de 8 millones de pesos en dinero sobrefacturado.

 En consecuencia, el bloque de concejales de Unidad Ciudadana le pidió a los vecinos que efectúen el reclamo correspondiente ante la empresa, para que les sea reintegrado el excedente de forma inmediata. En diálogo con Diario Popular, la concejala de Unidad Ciudadana Claudia Guerra explicó: “Hasta diciembre de 2017 venía todos los meses 85 pesos en el cobro de EDENOR en concepto de ‘tasa municipal por alumbrado público. Pero a partir de enero, el promedio mensual se elevó a 140 pesos”.